Lissavetzky elegido representante de Europa para el Comité Ejecutivo de la WADA (12/12/2008)


Madrid, 12 dic.08. Jaime Lissavetzky, secretario de Estado para el Deporte, ha sido elegido miembro del Comité Ejecutivo de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) como único representante de los Gobiernos de Europa. La elección ha tenido lugar esta mañana en el marco de la reunión que está celebrando el Consejo de Europa en Atenas (11 y 12 de diciembre). Esta Institución, que agrupa a los 27 países de la Unión Europea y al resto de estados del continente europeo hasta un tal de 49, ha acordado que Jaime Lissavetzky sea su representante en la WADA durante los años 2009 y 20010.

 

El Comité Ejecutivo de la WADA es su máximo órgano de gobierno y está compuesto por 12 personas. Cinco de ellos son responsables gubernamentales, uno por continente que actualmente corresponden a Estados Unidos, Japón, Sudáfrica, Nueva Zelanda y, ahora. España representando a Europa. El movimiento deportivo (federaciones internacionales y atletas) tiene otros cinco representantes y a estos 10 se suma un vicepresidente y el presidente de la WADA, el australiano Jonh Fahey.

 

 Tras conocerse su designación  Jaime Lissavetzky ha manifestado que “es una enorme satisfacción representar a Europa y un reconocimiento de la labor que hacemos en España en la lucha contra el dopaje. Ayer, en la presentación de mi candidatura, adquirí un compromiso con los países europeos para que Europa impulse políticas activas contra el dopaje dentro de la WADA y tenga un mayor peso y protagonismo en esta Organización. Para ello es necesaria la unidad europea que ahora se ha conseguido y, por tanto, es el momento de trabajar con la máxima sintonía y trasparencia. En este sentido tengo previsto crear una unidad específica en el Consejo Superior de Deportes (CSD) para la relación con los gobiernos de Europa que será dirigida por Javier Odriozola, responsable del CSD en las relaciones internacionales”.

 

Asimismo Lissavetzky ha dicho que “empieza una nueva etapa en la WADA en la que trabajaré para aumentar las políticas de prevención con programas de sensibilización e información a deportistas y mejorar los controles con programas de investigación. El objetivo es avanzar hacia la máxima seguridad jurídica y certeza científica en la lucha contra el dopaje. Y gran parte de este trabajo se podrá hacer gracias al enorme esfuerzo que realiza Europa en la financiación de la WADA”