Reunión de la Comisión Estatal Contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte (15/12/2016)

Madrid, 15 de diciembre de 2016.-  La Comisión Permanente de la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte reunida hoy, en el Consejo Superior de Deportes, ha acordado declarar de ALTO RIESGO el encuentro: Sevilla - Málaga, correspondiente a la 16ª jornada de Primera División.

Hasta el momento no se ha detectado ningún otro encuentro que requiera tal calificación, no obstante la Comisión Permanente procedería a la inmediata declaración de nuevos partidos de alto riesgo si se recibiese alguna novedad o información complementaria a la ya disponible.

 

Además, se han acordado diversas propuestas de sanción, entre las que destacan las siguientes:

 

PRIMERA DIVISIÓN

- Multa de 5.000 euros, y prohibición de acceso a los recintos deportivos por un periodo de doce meses, a un aficionado que, identificado como uno de los cabecillas del grupo de riesgo “Biris Norte”, participó activamente en las alteraciones del orden que se produjeron en el exterior del estadio (volcado de contenedores en la vía pública para detener el tráfico rodado, lanzamientos de objetos contundentes, etc.) y en el lanzamiento de diversos objetos contundentes (piedras, botellas…) contra los funcionarios que protegían la llegada de los aficionados de riesgo del equipo visitante en el partido: Sevilla-Atlético de Madrid, jugado el 22 de octubre.

 

- Dos multas de 30.000 euros al R.C.D. La Coruña por facilitar apoyo al grupo radical y/o violento “Riazor Blues” al permitir la instalación un tifo promocional de este grupo en la grada Maratón de su estadio en el partido Deportivo-Sevilla, jugado el 19 de noviembre; y por permitir la instalación de una pancarta en la citada grada con la leyenda “Riazor Blues” en el partido Deportivo-Real Sociedad, jugado el 4 de diciembre. En la temporada actual el club ha sido propuesto para sanción en siete ocasiones por el mismo motivo y, en la temporada anterior, fue propuesto para sanción por facilitar el desplazamiento y entradas a los integrantes de este grupo radical y/o violento. 

 

- Multa de 500 euros, y prohibición de acceso a los recintos deportivos por un periodo de un mes, a un aficionado que forcejeó con el vigilante de seguridad que le advirtió de que no podía acceder a una zona no permitida en el partido: Betis-Deportivo, jugado el 29 de noviembre.  

 

- Multas de 600 euros a tres aficionados que, en el interior del estadio, consumían sustancias estupefacientes en el partido: Betis-Deportivo, jugado el 29 de noviembre.  

 

- Multas de 3.500 euros, y prohibición de acceso a los recintos deportivos por un periodo de seis meses, a tres aficionados locales pertenecientes al grupo radical y/o violento “Ultra Boys” que, en la puerta nº 4 del estadio, agredieron a un aficionado en el partido: Sporting-Osasuna, jugado el 4 de diciembre.

 

- Multa de 900 euros, y prohibición de acceso a los recintos deportivos por un periodo de un mes, a un aficionado visitante que, en las escaleras de acceso a la grada 6-bis, insultó reiteradamente a los funcionarios provocando una situación de hostilidad hacia estos por parte de los aficionados allí presentes en el partido: Sporting-Osasuna, jugado el 4 de diciembre.

 

- Multa de 900 euros, y prohibición de acceso a los recintos deportivos por un periodo de un mes, a un aficionado local perteneciente al grupo radical y/o violento “Supporters” que, en el exterior del estadio, empujaba e insultaba gravemente a  aficionados visitantes y, al ser requerido por los funcionarios, salió huyendo y provocó la alteración del orden entre los allí presentes en el partido: R. Betis-Celta, jugado el 4 de diciembre.

 

SEGUNDA DIVISIÓN

- Multa de 900 euros, y prohibición de acceso a los recintos deportivos por un periodo de tres meses, a un aficionado local que, en la grada lateral nº 16, consumía una sustancia estupefaciente y amenazó reiteradamente a un vigilante de seguridad e hizo necesaria la intervención de los funcionarios para su expulsión en el partido: UCAM Murcia-Lugo, jugado el 3 de diciembre.

 

- Multas de 600 euros a dos aficionados que, en el interior del estadio, consumían sustancias estupefacientes en el partido: Córdoba-Cádiz, jugado el 11 de diciembre.

 

- Multa de 1.000 euros, y prohibición de acceso a los recintos deportivos por un periodo de tres meses, a un aficionado que insultó grave y reiteradamente al director de Seguridad y los vigilantes que le impidieron la entrada tras haber abandonado el estadio voluntariamente y ser advertido de que no podría volver a entrar en el partido: Córdoba-Cádiz, jugado el 11 de diciembre.

 

- Multas de 800 euros, y prohibición de acceso a los recintos deportivos por un periodo de tres meses, a ocho aficionados locales que, en el interior del estadio, realizaron gestos obscenos, profirieron insultos y amenazaron gravemente a los aficionados visitantes en el partido: Córdoba-Cádiz, jugado el 11 de diciembre.