El balance económico de las Federaciones Deportivas Españolas pasa de reflejar 4,5 millones de euros en pérdidas en 2012 a un superávit de 6,2 millones en las cuentas de 2016

El balance económico de las Federaciones Deportivas Españolas pasa de reflejar 4,5 millones de euros en pérdidas en 2012 a un superávit de 6,2 millones en las cuentas de 2016

Madrid, 31 de marzo de 2017

Los resultados económicos del conjunto de las Federaciones Deportivas Españolas reflejan una evolución favorable que ha permitido pasar de una cifra total de 4,5 millones de euros de pérdidas en 2012 a un superávit de 6,2 millones de euros en 2016, resultados agregados sin considerar la negativa incidencia del resultado presentado por las federaciones de Baloncesto y Tenis en los dos últimos ejercicios de la serie, según recoge el informe Grandes cifras económicas de las Federaciones Deportivas 2007-2016 elaborado por el CSD.

Este estudio, junto con el informe Planes de Viabilidad de la Federaciones Deportivas 2013-2016, muestra el cambio en el estado de las cuentas de las Federaciones Deportivas Españolas, que se traduce en una mejora de las variables más representativas de su situación patrimonial y su liquidez, así como de su patrimonio neto y su endeudamiento.

En este sentido, la deuda de las federaciones ha pasado de una cifra global de 84,4 millones de euros en el año 2012 a 45,1 millones en 2016. Como dato a resaltar, el endeudamiento del conjunto de federaciones ha descendido en 2016 un 41,41 por ciento con respecto a 2015.

El estudio Planes de Viabilidad de las Federaciones Deportivas 2013-2016, elaborado con la información sobre la evolución económica de las 31 federaciones deportivas españolas que al cierre de 2016 estaban sujetas a un plan de viabilidad, muestra cómo las cifras de ingresos en 2016 vuelven a valores cercanos a los del año 2012, mientras que se produce una importante reducción de los gastos de casi el 17 por ciento con relación a 2012. En 2013, se produjo un repunte muy importante de las cifras de los ingresos y de los gastos como consecuencia de los campeonatos del mundo de balonmano y de natación celebrados en España.

Así, según el citado estudio, la cifra total del patrimonio neto de las mencionadas federaciones con plan de viabilidad pasa de 3,5 millones de euros en 2012 a 11,9 millones en 2016, el fondo de maniobra, calculado como diferencia entre el activo corriente y el pasivo corriente y que expresa la situación de cada federación en cuanto a su liquidez, pasa de un valor total de - 9,9 millones de euros en 2012 a -1,2 millones en 2016, cifra todavía negativa pero que refleja una importante mejoría.

A la vista de los datos provisionales de 2016, 10 de estas 31 federaciones presentarían valores positivos en patrimonio neto y fondo de maniobra, lo que en principio podría suponer la consecución del equilibrio económico-financiero.

Según el informe Las grandes cifras económicas de las federaciones deportivas españolas 2007-2016, del total de federaciones deportivas, cincuenta y dos estiman beneficios para 2016, sólo once pérdidas y una ofrecerá equilibrio entre ingresos y gastos.

Para 2016, el resultado del ejercicio es positivo en 2,3 millones de euros, confirmando la tendencia iniciada en el año 2014, y sin considerar la negativa incidencia del resultado presentado por las federaciones de Baloncesto y Tenis en los dos últimos ejercicios de la serie, los resultados agregados habrían sido positivos de 2,2 millones euros en 2015 y de 6,2 millones de euros en 2016.

Estos resultados positivos se han obtenido como consecuencia de un aumento notable de los ingresos totales, que han sido de 15,6 millones de euros entre 2015 y 2016, proporcionalmente mayores que el incremento de los gastos totales, de 10,9 millones de euros en el mismo período.

Este estudio señala que las federaciones deportivas recibieron por primera vez en 2016 ingresos de la LaLiga por más de 5,4 millones de euros. Un 60 por ciento de los mismos, 3,3 millones de euros, han sido destinados a la reducción del endeudamiento. El 40 por ciento restante, 2,1 millones de euros, se destinaron en gran medida a financiar actividades relacionadas con los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Los informes elaborados por el Consejo Superior de Deportes observan una importante mejora de la solvencia de las federaciones deportivas como resultado de las medidas de saneamiento llevadas a cabo desde el año 2013. Al cierre de 2016, son sólo 14 las federaciones deportivas las que, según sus propias estimaciones, mantienen un Patrimonio Neto negativo. De confirmarse, este dato mejoraría notablemente el de 2015, ya que entonces fueron 25 las federaciones que contaban con un pasivo superior a su activo.