El Consejo Superior de Deportes alberga una de las mejores colecciones de España de obras de arte de temática deportiva

El Consejo Superior de Deportes alberga una de las mejores colecciones de España de obras de arte de temática deportiva

Madrid, 16 de diciembre de 2016

Una de las mejores colecciones de obras de arte de temática deportiva es propiedad del Consejo Superior de Deportes, cuyas dependencias albergan importantes piezas de autores nacionales e internacionales, noveles o ya consagrados. Algunas salas del CSD están decoradas con litografías de Pablo Picasso, pinturas de Eduardo Arroyo, Carmen Calvo, Eduardo Úrculo, Josep Guinovart o fotografías de Alberto García-Alix, Chema Madoz o Daniel Canogar,  entre otros.

También los espacios exteriores, concebidos como un museo al aire libre, cuentan con valiosas piezas, entre las cuales destaca una conmemorativa del gol de Iniesta que hizo a España campeona Mundial de fútbol en 2010, cuyo autor es Carlos del Olmo.

La galerista y agente cultural Marta Moriarty, que ha sido comisaria de varias de las bienales internacionales que se han celebrado en distintas ciudades españolas, explica el deporte como fuente de inspiración: “El deporte siempre ha estado muy vinculado al arte, no sólo en Occidente sino en todas las culturas. En Grecia, las olimpiadas, las esculturas mostraban el cuerpo de los héroes y desde ahí ha ido evolucionando a distintas épocas. Por ejemplo, el arte cretense mostraba acróbatas, en un sepulcro del sur de Italia han encontrado un féretro, “el Tufatore”, que es un nadador lanzándose, también en el arte egipcio, en India, en civilizaciones africanas… siempre ha sido motivo artístico. Ha tenido distintas épocas, pero es un tema que viene fuerte en estas últimas décadas”, explica.

La mayoría de estas aproximadamente 500 obras de arte que forman este legado provienen de las bienales internacionales y siempre han tenido el deporte como fuente de inspiración. Las obras ganadoras de las bienales han pasado a formar parte de la colección permanente del CSD, lo que también ha servido para descubrir o consagrar a artistas.

“Tenemos una colección que muy pocos organismos tienen. Y además ves cómo el deporte funciona asociado al arte y además cómo una sociedad valora más unos deportes que otros. Por ejemplo, el boxeo surge en el periodo de entreguerras. Estoy muy orgullosa porque casi todos los artistas nacionales o internacionales que hemos llevado luego han tenido una gran proyección”, añade Moriarty, directora del espacio Slowtrack en Madrid.

Numerosas modalidades deportivas están representadas en las distintas expresiones artísticas, como pintura, escultura, fotografía, collage, instalaciones… desde los formatos más clásicos hasta las creaciones más vanguardistas.