El CSD se compromete con el incremento de la Actividad Física y la lucha contra el sedentarismo como estrategia para la difusión de los hábitos saludables entre la ciudadanía

El CSD se compromete con el incremento de la Actividad Física y la lucha contra el sedentarismo como estrategia para la difusión de los hábitos saludables entre la ciudadanía

Toledo, 25 de febrero de 2017

Carmen Atero, asesora del Gabinete del presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), ha participado hoy en el congreso “El graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte”, donde ha presentado  las líneas maestras de la Estrategia de Fomento de la Actividad Física y lucha contra el sedentarismo.

En su intervención, la asesora del presidente del CSD ha apuntado cuáles son las medidas previstas para conseguir aumentar la actividad física de la población en nuestro país. En este sentido, ha definido el ámbito escolar, el trabajo con las Comunidades Autónomas, y la regulación del ejercicio de las profesiones del deporte como los ejes de actuación fundamentales para conseguir desarrollar esta estrategia.

Carmen Atero ha anunciado la intención de incrementar en una hora el currículum de la Educación Física en la educación primaria y secundaria, siguiendo de esta forma las recomendaciones de la OMS. Además, ha explicado la necesidad de potenciar la actividad de los centros escolares para convertirlos en promotores y coordinadores de la actividad física y el deporte, sin olvidar las posibilidades de utilizar de forma mucho más eficiente los espacios deportivos con los que cuentan estos centros.

La asesora del presidente del CSD ha dicho que se impulsará la mayor participación de los centros médicos de las Comunidades Autónomas para que desde ellos se impulsen programas de Actividad Física y Deporte dirigidos a la población en general y aquellos orientados a los mayores, los discapacitados y las personas en riesgo de exclusión social.

En cuanto a la ordenación del ejercicio de las profesiones del deporte ha explicado que se fundamenta en la necesidad de garantizar unos servicios deportivos y una práctica de actividad física adecuada, sana, segura y de calidad para los ciudadanos. La ley pretende ordenar, potenciar e impulsar el sector de la actividad física y deporte y el propio sistema formativo y profesional con carácter inclusivo, garantizar la defensa de los consumidores y usuarios protegiendo, mediante procedimientos eficaces, la seguridad, la salud y sus legítimos intereses económicos.

Para llevar a cabo todas estas medidas se ha creado un grupo de trabajo con las Comunidades Autónomas donde se aunarán los programas ya existentes en la materia en cada comunidad. De esta forma, los planes, proyectos y programas puestos en marcha por las distintas autonomías se enlazarán, por una parte, con la Estrategia de Promoción y Prevención de la Salud del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y la FEMP y, también, con la Estrategia NAOS de la Agencia Española de Consumo, Seguridad alimentaria y Nutrición (AECOSAN).

El sistema de trabajo en red permitirá el intercambio de información para evitar la duplicidad de recursos y, además, conseguirá una homogeneidad en las medidas adoptadas. Desde el CSD se aportará la normativa básica que facilite la implantación de la Estrategia en todo el territorio, dotándola de mecanismos normalizadores, equitativos e instrumentales mediante la redacción de un documento marco que permita su puesta en marcha.

Carmen Atero ha explicado la importancia de la dotación presupuestaria y para este fin ha destacado uno de los principales instrumentos disponibles es el “Plan 2020 de apoyo al deporte base”. Este plan permite favorecer la formación inicial de nuestros deportistas y su proceso de perfeccionamiento, generando oportunidades de colaboración entre el CSD y el sector privado al que se le atrae con los importantes beneficios fiscales que conseguirán.

La asesora del secretario de Estado para el Deporte ha resumido su intervención en este congreso, organizado por la Facultad de Ciencias del Deporte de la Universidad de Castilla-La Mancha, con el compromiso del Consejo Superior de Deportes en el impulso, la cooperación y el desarrollo de la normativa básica que facilite la implantación de esta estrategia en toda España, dotándola mecanismos normalizadores, equitativos e instrumentales para su implementación.