El Instituto de la Mujer y el Consejo Superior de Deportes han entregado hoy los Premios Lili Álvarez de periodismo

El Instituto de la Mujer y el Consejo Superior de Deportes han entregado hoy los Premios Lili Álvarez de periodismo

Madrid, 27 de noviembre de 2018.- La secretaria de Estado de Igualdad, Soledad Murillo, acompañada por la directora del Instituto de la Mujer, Silvia Buavent, y por el Director General de Deportes del CSD, Mariano Soriano, ha presidido hoy la entrega de la segunda edición de los Premios Lili Álvarez de Periodismo. Estos galardones distinguen aquellos trabajos periodísticos que han contribuido a la defensa de la igualdad entre hombres y mujeres en el ámbito deportivo y a difundir el deporte femenino en España.

Los premios, dotados con 2.000 euros cada uno, constan de cuatro categorías que distinguen las creaciones que, en base a la calidad, el rigor, la originalidad y el interés, mejor hayan fomentado la visibilidad del deporte femenino.

En la categoría audiovisual, la ganadora ha sido Cristina Mitre por su obra “Mujeres que corren”, emitido en Teledeporte. En la categoría de radio, Javier de la Casa del Río y David Menayo Ramos han sido los ganadores merced a su programa número cien de “Goles de Tacón” emitido en Radio Marca. En la categoría gráfica, la ganadora ha sido Marta Rosique, con su fotografía “Ángela Mingot en plena celebración”, publicado por el diario “Información”. Por último, el artículo literario “Pesas contra tabúes”, escrito por Francisco Carrión, que relata las dificultades que tienen las deportistas egipcias para practicar la halterofilia en su país, ha sido premiado con el mejor artículo periodístico.

En el acto de entrega de los premios ha estado también la alpinista Edurne Pasabán, que ha recibido el homenaje del jurado por toda su trayectoria deportiva (la primera mujer que ha logrado ascender los 14 picos de más de 8.000 metros) y por su reciente iniciativa de ascender el monte Saipal. En esta  labor, Edurne Pasabán ascendió a este pico, de 7.031 metros, acompañada por cuatro mujeres nepalíes de entre 19 y 26 años, para denunciar así la discriminación que sufren en la sociedad en la que viven y en las expediciones que suben las montañas del Himalaya.