#TeamESP

El Ministerio del Interior y el Consejo Superior de Deportes instan a los coordinadores de seguridad y a los árbitros a denunciar actitudes racistas y xenófobas en los estadios de fútbol

El Ministerio del Interior y el Consejo Superior de Deportes instan a los coordinadores de seguridad y a los árbitros a denunciar actitudes racistas y xenófobas en los estadios de fútbol

 

Madrid, 27 de noviembre de 2014

Francisco Martínez y Miguel Cardenal instan a partir de hoy a los coordinadores de Seguridad que controlan los estadios de fútbol y a los árbitros que incluyan en sus informes todo tipo de actitud o manifestación xenófoba que atente contra los jugadores. Ambos han coincidido en señalar que resulta “deplorable y nauseabundo el comportamiento de aquellos aficionados que acuden a los estadios a insultar y a mantener actitudes lamentables que no respetan los derechos fundamentales y a cuyos responsables les debe caer todo el peso de la ley”.

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, y el secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, se han reunido hoy en la sede del Ministerio del Interior para analizar las consecuencias de los últimos brotes racistas que se han registrado en las pasadas semanas en los estadios de fútbol españoles.

Durante este encuentro, Francisco Martínez y Miguel Cardenal han acordado reforzar las medidas que luchan contra el racismo y han instado a partir de hoy a los coordinadores de Seguridad que controlan los estadios de fútbol y a los árbitros que incluyan en sus informes todo tipo de actitud o manifestación xenófoba que atente contra los jugadores.

 

El Ministerio del Interior y Consejo Superior de Deportes entienden que es obligatoria la denuncia por parte de coordinadores y árbitros y la redacción de un detallado informe de lo que ocurre tanto en la grada como en el terreno de juego para que, a posteriori, entidades como la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte tenga argumentos para proponer sanciones y multar este tipo de conductas que, a menudo, no son reflejadas en sus actas.

Además, Martínez y Cardenal han coincidido en señalar al término de su encuentro que resulta “deplorable y nauseabundo el comportamiento de aquellos aficionados que acuden a los estadios a insultar y a mantener actitudes lamentables que no respetan los derechos fundamentales y a cuyos responsables les debe caer todo el peso de la ley”.