#TeamESP

Fátima Báñez: “Estamos para apoyar y dar protección al fútbol base”

  Fátima Báñez: “Estamos para apoyar y dar protección al fútbol base”

Madrid, 12 de febrero de 2015


Existe una enorme perplejidad en el seno del Ministerio de Empleo y Seguridad Social ante la convocatoria de huelga que varias Federaciones territoriales han anunciado para este fin de semana ¿en defensa del fútbol base".

Los convocantes citan “una nueva regulación que obligaría a la contratación laboral y cotización a la Seguridad Social de monitores, jugadores, utilleros, entrenadores...", algo que según explican los responsables del Ministerio, “no es más que aplicar la legislación vigente, que no se ha modificado, y que lo único que pretende es garantizar la protección, los derechos y la transparencia de este sector. Nuestro único interés es apoyar al fútbol base compaginándolo con nuestro compromiso de hacer cumplir con la SS y que los trabajadores tengan sus derechos protegidos. Así lo manifestó ayer la propia ministra de Empleo, Fátima Báñez, en un encuentro privado con varios periodistas. Acompañada del secretario de estado Tomás Burgos y del subsecretario Pedro Llorente, en la cita también estuvo Óscar Graefenhain, del CSD.

No entienden en el Ministerio que en la convocatoria de huelga “se mezcle este concepto de tener que cotizar, algo inherente a cualquier laboral en este país, con otros aspectos como el reparto de los derechos de TV o del dinero de las quinielas. Se está instrumentalizando todo añadiendo otras demandas”, explican.

Las Federaciones en huelga (Extremadura, Cataluña, País Vasco, La Rioja, Ceuta, Melilla, Tenerife y Castilla y León) solicitan una regulación específica de su actividad, “algo que choca con el camino que llevamos recorrido en las últimas décadas, hacia dos únicos regímenes: por cuenta propia o ajena”, explican en el Ministerio.

Pero también insisten en que “se está facilitando un modelo de voluntariado para contemplar esa singularidad, con sus propias coberturas". Báñez y su equipo afirman: “Si queremos un deporte protegido, respetable, transparente, con derechos, los directivos de las Federaciones deberían impulsar y difundir esto. El deporte no puede ser un departamento estanco, una zona de sombras donde no rigen las leyes”.

“No se trata de afán recaudatorio, de ningún modo [comentan] ni implicará un repentino aluvión de inspecciones de trabajo". Y ofrecen un dato: en 2013 se realizaron 304.000 inspecciones en todos los sectores, de los que solo 945 (0,31%) correspondieron al deportivo. Todos los casos anómalos que se hubieran detectado se regularizaron y se cerraron sin levantar ningún acta sancionadora a clubes.

En esta línea, aseguraron además que “la deuda del fútbol profesional español con la Seguridad Social es nula o prácticamente irrelevante”.

En definitiva, resumen que “toda relación laboral con una retribución estable, fija y periódica, más allá de la cuantía, tiene que estar dada de alta. Estamos para apoyar y dar protección al fútbol base, pero haciendo las cosas bien”.



Noticia: Marca.