José Luis Garci: “Nadal es el deportista que más se merece que le hagan una película por su palmarés y por esa fuerza y fe en sí mismo que lo caracterizan”

José Luis Garci: “Nadal es el deportista que más se merece que le hagan una película por su palmarés y por esa fuerza y fe en sí mismo que lo caracterizan”

·      El boxeo ha sido el deporte que más guiones ha protagonizado en la gran pantalla: “Te acerca muchos ambientes, el submundo, el que lucha para salir y escalar algo en una sociedad que parece que se lo tiene prohibido, el mundo de las apuestas y del gansterismo. El boxeo ha dado y seguirá dando muchas buenas películas”

 

·      “Alí es el nuevo héroe del siglo XX. Está antes de los Beatles, de los Rolling Stone, de las drogas o de las playas de California”

Madrid, 17 de febrero de 2017

El deporte ha servido de inspiración al séptimo arte en multitud de ocasiones. Algunos de los mejores directores de cine fueron conquistados por historias reales que muestran hazañas de deportistas. La mayoría son historias de sacrifico, lucha, tenacidad y sueños. Para el director de cine español José Luis Garci “el deporte es una metáfora de la vida”, y eso es lo que lo hace atractivo para un guión cinematográfico.

Garci explica que “el siglo XX es el siglo del cine y del deporte”, pero considera que “la influencia y las relaciones entre ambos no han sido demasiado buenas porque podría haber más obras maestras”. “Si simplificas un poco, creo que el deporte que más filmes interesantes ha dado es el boxeo, pero las de fútbol, hockey o baloncesto son ocasionales”, apunta.

Entre las películas de temática deportiva encontramos algunas que han sido galardonadas por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas estadounidense como Carros de fuego (1981) o Million Dollar Baby (2004). La primera de ellas, de Hugh Hudson, cuenta la historia real de dos corredores británicos que luchan por llegar a los Juegos Olímpicos de París 1924. Consiguió 4 Óscars, entre ellos el de mejor película y mejor música por la banda sonora creada por Vangelis. Los mismos con los que se alzó Million Dollar Baby, un drama que va mucho más allá del deporte. Se convirtió en la mejor película del año, Clint Eastwood en el mejor director, Hilary Swank en la mejor actriz y Morgan Freeman en el mejor actor de reparto.

José Luis Garci señala entre sus favoritas dos cintas: El buscavidas (1961) y Chicas con gancho (1981). “El buscavidas, de Robert Rossen, es una obra maestra con el billar y Paul Newman como protagonistas. Es una introspección sobre el alma humana, sobre el comportamiento, donde el juego tiene mucho que ver con la victoria ante ti mismo”. En el caso de Chicas con gancho, de Robert Aldrich, es la lucha libre la que muestra el desafío de dos mujeres y de su mánager, interpretado por Peter Falk, para abandonar los circuitos de mala muerte y dar el salto a los de mayor categoría.

El boxeo, el gran protagonista
Pero el deporte que más guiones ha conquistado es el boxeo. “Te acerca muchos ambientes, el submundo, el que lucha para salir y escalar algo en una sociedad que parece que se lo tiene prohibido, el mundo de las apuestas, de los tongos y del gansterismo”, asegura Garci, quien apunta a varios filmes como Toro Salvaje (Martin Scorsese, 1980) o Nadie puede vencerme (Robert Wise, 1949). “Otra muy buena es la vida de Rocky Graziano, con un Paul Newman antológico en Marcado por el odio (Robert Wise, 1956). Habla de cómo el boxeo puede ser algo redentor para un tipo que iba camino de la silla eléctrica. Cómo el boxeo le cambia la vida y llega a ser campeón”, señala.

El deporte crea leyendas y regala imágenes que pasan a la historia. Mohamed Alí ha sido el deportista que más guiones de cine y documentales ha protagonizado y Will Smith el actor que interpretó la que es, posiblemente, la película más famosa sobre el luchador, Ali (Michael Mann, 2001).

Para Garci, quien señala el boxeo como una de sus pasiones, Mohamed Alí es uno de los más grandes deportistas y personalidades del siglo XX: “Puedes compararlo con Dalí por su propensión a la promoción de sus propias obras y su excentricidad. Él está por encima, es antes de los Beatles, de los Rolling Stone, es antes de las drogas, de las playas de California, él es el nuevo héroe del siglo. Manolo Alcántara dice que le oyó hablar después de una pelea y que, probablemente después de Churchill y Adenauer, nadie ha tenido esa capacidad de convicción, de hablar delante de un auditorio y dejarlo totalmente asombrado e hipnotizado”.

 

 

El fútbol y lo que no se ha hecho

Sin embargo, el deporte rey en España, no ha sido tan recurrente para los cineastas. “La más famosa de todas es Evasión o victoria, de John Huston (1981). Aunque había futbolistas de verdad, como Pelé, es difícil creerte a Stallone como portero de fútbol. Hay gente que tiene esa película como la mejor que se ha hecho de fútbol, pero yo creo que lo mejor son los documentales”, asegura Garci.

El director español dirigió un documental ¡Al fútbol! en 1975 y desvela que intentó hacerlo de nuevo en otras dos ocasiones: “Intenté filmar el Mundial de Estados Unidos y después el de Sudafrica, donde yo estaba seguro que íbamos a ganar el Campeonato. Hubiese sido muy bonito ir allí y filmar cosas que no hemos visto los aficionados. Nadie ha visto cómo da una táctica Del Bosque, o la preocupación que tiene el equipo la noche antes del partido, o lo que se habla en los vestuarios. Tenía todos los ingredientes, pero las dos veces no fue posible. La Federación no estaba interesada en el segundo y en el primero no querían que saliesen a la luz las tácticas. El intrafútbol, es lo que me hubiese gustado”.

El #TeamESP, al cine

Hasta el momento nunca se ha hecho una película sobre la vida de un deportista español. Para uno de los miembros del selecto grupo de directores españoles que han conseguido un Óscar, hay varios ante los que podría sucumbir la gran pantalla, como el ciclista Federico Martín Bahamontes, el tenista Manolo Santana o el atleta Tomas Barris.

“Hay muchos, pero creo que Rafa Nadal es de los mejores deportistas que ha habido en España y es muy difícil que le superen. No solo por los títulos del Grand Slam que tiene sino por esa fuerza que lo caracteriza, esa fe en sí mismo y por no dar nunca nada por perdido. Si fuese así el 30 por ciento del pueblo español seríamos un país fantástico y ganaríamos la Champions”, apunta José Luis Garci.