La Selección española de fútbol sala roza su octavo título continental y se proclama subcampeona de Europa

La Selección española de fútbol sala roza su octavo título continental y se proclama subcampeona de Europa

Madrid, 10 de febrero de 2018. La selección española de fútbol sala acarició un nuevo título europeo, pero un gol de Portugal a falta de un minuto para acabar la prórroga (3-2), hizo que la copa se fuera para los lusos.

La igualdad mostrada por los dos equipos a lo largo del partido, que se repartieron los mejores momentos, acabó con el tanto de Bruno Coelho, con la prórriga en sus últimos momentos que sentenció el partido.

Gol al inicio

El comienzo no pudo ser peor. En el primer minuto Portugal se puso por delante. No podía ser otro, Ricardinho.

A partir de ahí tocaba volcarse en ataque pero con cabeza y calma. Y así fue. España supo reaccionar de forma inteligente. Puso cerco al juego luso. Los encerró en su campo, en busca de su oportunidad. Las hubo pero sin acierto.

El rival sabía muy bien cómo cerrar los huecos e impedir el juego español. Fueron momentos donde la táctica se imponía a las ganas. Pero, España tuvo paciencia, sabía que las ocasiones iban a llegar. Y así fue. Una genialidad de Marc Tolrà devolvió la igualdad en el marcador.

El empate llegó a solo un minuto del descanso, pero era lo justo por los méritos de uno y otro. España se iba al vestuario con tablas. Y con el ‘subidón’ de responder eficazmente al primer envite del rival.

Tras el descanso todo cambio. Fue España quien se adelantó en el marcador, por medio de Lin, y fue Portugal quien tuvo que remontar, gracias a Bruno Coelho, a solo dos minutos para la conclusión.

Opción para sentenciar

España había podido sentenciar antes en un doble penalati que Miguelín estrelló en la escuadra. Era momento de ‘resetear‘ e iniciar un partido de tan solo diez minutos.

La prórroga fue una lotería entre dos equipos igualados. Cualquiera de los dos pudo marcar. Al final fue Portugal en un doble penalti, aunque España dispuso de una última oportunidad en un remate al palo de Bebé.

La suerte estuvo del lado portugués al final, pero no quita el buen torneo de España, con dificultades pero llegando a la final, otra más. Mucho mérito tiene este equipo a pesar de ‘solo’ ser subcampeón de Europa.

Texto: EFE.