Los datos recogidos por el CSD muestran que la 2015/16 es la cuarta temporada con beneficios para el Fútbol Profesional y la segunda consecutiva de toda la serie estudiada para Segunda

Los datos recogidos por el CSD muestran que la 2015/16 es la cuarta temporada con beneficios para el Fútbol Profesional y la  segunda consecutiva de toda la serie estudiada para Segunda

Madrid, 3 de abril de 2017

El Consejo Superior de Deportes ha elaborado el estudio sobre las cuentas anuales auditadas de la temporada 2015/2016 de los Clubes y S.A.D. profesionales. Al igual que en los informes publicados anteriormente, el presente estudio analiza las cuentas anuales auditadas que los Clubes y S.A.D. profesionales remiten al CSD. Dichos datos son presentados de manera diferenciada para las dos categorías profesionales existentes (Primera y Segunda A), siempre teniendo en cuenta los respectivos ascensos y descensos en ambas categorías.

La Competición profesional, con una cifra de 149.384.197 €, ofrece beneficios por cuarto año consecutivo en su conjunto, de los que 138.318.400 € corresponden a la Primera División, y 11.065.797 € son los correspondientes a la Segunda División A. En este sentido, es significativo que esta categoría refleje por segunda temporada consecutiva un resultado positivo, siendo los dos últimos ejercicios de la serie estudiada los únicos que han obtenido beneficios en la serie objeto del estudio.

Los ingresos totales se han visto incrementados en un 11,5% respecto del ejercicio anterior, ascendiendo en la temporada 2015/2016 a  3.084.270.078 €. Y la principal fuente de obtención de dichos ingresos sigue siendo por los ingresos por retransmisión televisiva, lo que representa el 32,6 % del total. En este sentido, se ha tenido en cuenta que no todos los equipos han añadido en la partida concreta de los ingresos por retransmisión los mayores ingresos obtenidos. Tras la entrada en vigor de la venta centralizada de los derechos televisivos, los datos proporcionados por LaLiga la última temporada están referidos a los ingresos totales, que incluyen todas las plusvalías derivadas de dicha venta centralizada. El total asciende a 1.125.662.016 € (1.020.805.359 € en Primera División y 104.856.657 € en Segunda), lo que supone un incremento de los porcentajes, elevándose hasta un total de 36,5% (35,9% en Primera División y 44,1% en Segunda).

En lo que se refiere a ingresos extraordinarios, hay que reseñar que la venta de jugadores en esta temporada 2015/2016 ha perdido peso, representando un 11,4 % de los ingresos totales. Y, en el capítulo de gastos totales, los datos reflejan un aumento del 12,4 %  respecto del ejercicio anterior; estos ascienden a la cifra de 2.934.885.881 €, de los que 2.707.926.611 € corresponden a Primera y 226.959.270 € corresponden a Segunda.

Unos de los capítulos que sigue siendo el principal gasto de los clubes son los gastos en personal que, incluyendo las amortizaciones de los derechos de adquisición de los jugadores, representa en Primera el 64,8% y en Segunda el 55,2% del mismo, pero siempre manteniéndose dentro del equilibrio presupuestario.

En lo que se refiere al endeudamiento, se observa una reducción de  53.948.652,43 € en total, lo que supone un 1,6 % menos que el ejercicio anterior, confirmándose la tendencia a la reducción iniciada en años anteriores.

Cabe destacar la significativa reducción respecto del ejercicio anterior de la deuda con la Hacienda Pública, que se fija en un 13,9 %. El total de deuda por este concepto ascendió a 485.436.091 €, de los que 430.757.128 € corresponden a la Agencia Tributaria (319.326.367 € de los clubes de Primera División y 111.430.761 € de los de Segunda División) y 54.678.963 € a las Haciendas Forales, donde tributan el Athletic, la Real Sociedad, el Eibar, el Osasuna y el Alavés (34.937.446 € de los tres clubes de Primera División y 19.741.517 € de los dos de Segunda División).

Por último, el fondo de maniobra de las dos competiciones, aunque ha mejorado en un 6.9 % respecto del ejercicio anterior, sigue siendo negativo. Sin embargo, hay que reseñar que los datos reflejan que la Segunda División se encuentra cada vez más cerca del equilibrio financiero.

Este informe refleja las cuentas de aquellos clubes que han militado en la Primera División en la temporada 2015/2016, lo que hace que los datos de las diferentes tablas no ofrezcan una absoluta homogeneidad. Por tanto, aunque no todos los clubes han permanecido en Primera durante todas las temporadas del periodo estudiado, sí son suficientemente representativos de la evolución económica de la Competición Profesional. También, hay que aclarar que las  cifras son el resultado del grado de desglose que figura en las cuentas presentadas y que, como en anteriores ejercicios, existen dificultades para la comparación al tenerse en cuenta los ascensos y descensos entre ambas categorías.

Descarga el informe completo en formato PDF: AQUI