Marcus Cooper y Rodrigo Germade se proclaman campeones del mundo y Garrote y Toro, subcampeones

Marcus Cooper y Rodrigo Germade se proclaman campeones del mundo y Garrote y Toro, subcampeones


Madrid, 26 de agosto de 2017

El campeón olímpico Marcus Cooper Walz y Rodrigo Germade ganaron este sábado el título de K2 500 metros en los mundiales de piragüismo que se disputan en Racice (República Checa), mientras Carlos Garrote y el también oro olímpico Cristian Toro terminaron segundos en K2 200 m.

Cooper, oro en los Juegos de Río en K1 1.000, añadió una página más a su historial con su primer título mundial, que sigue a las medallas de plata y bronce que había ganado en 2015 y 2014, respectivamente en K2 500 y K1 500.

La superioridad de la pareja Cooper-Germade fue manifiesta en el medio kilómetro de Racice. Pasaron por los 250 metros con 303 milésimas de ventaja sobre los húngaros Bence Nádas y Sándor Totka y les superaron en meta ya por 1.128 segundos.

Los campeones del mundo marcaron un crono de 1:27.979, por 1:29.107 de los centroeuropeos y 1:29.518 de los bielorrusos Vitaly Bialko y Raman Piatrushenka.

En la final de los 200 metros, apenas 336 milésimas alejaron al kayak de Garrote y Toro de la victoria, que se llevaron los húngaros Márik Balaska y Balázs Birkas con un crono de 30.912. Toro subió a lo alto del podio olímpico en Río junto con Saúl Craviotto en esta misma prueba.

Completaron el podio mundial del doble hectómetro los serbios Nebojsa Grujic y Marko Novakovic, con 31.451.

En las otras finales de la jornada, Francisco Cubelos e Íñigo Peña entraron séptimos en K2 1.000, con victoria de los serbios Marko Tomicevic y Milenko Zoric.

Adriana Paniagua y Patricia Coco terminaron octavas en la final de C2 500, ganada por las canadienses Laurence Vicent y Katie Vincent.

Roi Rodríguez finalizó noveno y último en la de K1 1.000, que fue para el alemán Tom Liebscher; y Sito Benavides, octavo en C1 200, distancia en la que triunfó el bielorruso Artsem Kozyr.