Acreditación de Instalaciones Deportivas

En el marco del Proyecto MAID (Mejora y Armonización de Infraestructuras Deportivas), uno de los objetivos propuestos por el Consejo Superior de Deportes consistía en obtener la certificación de calidad de las Instalaciones Deportivas.

Para ello, era necesario, ante la inexistencia de criterios y estándares reglados de calidad, que se aprobaran por AENOR (entidad más reputada de Acreditación y de la que forma parte el CSD, presidiendo el CTN 147) unas Normas Técnicas cuyo cumplimiento sirviera de referencia para acreditar esa calidad. Esas Normas, con sus Reglamentos correspondientes, fueron aprobadas por AENOR (con la colaboración del CSD y el IBV en el marco del proyecto MAID) para acreditar, en materia de seguridad y accesibilidad, las pistas polideportivas y los vasos de piscina.

Hasta el momento, se trata de la primera normativa existente para acreditar la calidad en instalaciones deportivas, y no existe ninguna instalación deportiva en España que cuente con ella.

Por ello, el CSD consideró que debían ser sus propias instalaciones las primeras en someterse a examen para contar con dicha acreditación.

El proceso ha consistido, básicamente, en la realización de una auditoría para comprobar el cumplimientos de los requisitos técnicos establecidos por la entidad de acreditación en las anteriormente citadas normas técnicas de cumplimiento.

La primesa fase de la auditoría fue realizada durante el mes de Julio de 2009, donde se revisó documentación relativa a diversos Servicios del Consejo Superior de Deportes (RR.HH., Régimen Interior, Servicios Médicos, Mantenimiento, etc.). En la primera semana de Noviembre ha tenido lugar la realización de la segunda fase de la auditoría. El proceso de certificación culminará previsiblemente a principios del próximo mes de Diciembre.