The legal System in Sport

RÉGIMEN JURÍDICO

El Deporte constituye un ámbito de la realidad que dada su creciente importancia, medida tanto en aspectos cuantitativos como cualitativos, no puede permanecer ajeno a la intervención de los poderes públicos pese a su incuestionable vertiente privada. A partir de la Constitución Española de 1978 la regulación del fenómeno deportivo alcanzó una consagración definitiva. Hasta entonces no había sido objeto de una regulación global. Nuestra Norma Fundamental configuró en su artículo 103 el servicio objetivo de las Administraciones Públicas al interés general; la intervención pública en el deporte se concretó en el artículo 43.3 que dispone "Los poderes públicos fomentarán la educación sanitaria, la educación física y el deporte. Asimismo facilitarán la adecuada utilización del ocio." Pero no es éste el único precepto que habilita para intervenir en el fenómeno deportivo. El deporte representa una categoría transversal, utilizando el término acuñado por el Tribunal Constitucional, para hacer referencia a aquellas materias cuya regulación incide simultáneamente en más de un título competencial.

Efectivamente, concurren en la intervención pública en el deporte las tres Administraciones territoriales, esto es: la Administración General del Estado, las Comunidades Autónomas y la Administración Local, de acuerdo con el marco competencial asumido.
Además, el ámbito subjetivo en el terreno deportivo se completa con la intervención de numerosos agentes privados entre los que destacan, no sólo por su importancia, sino también por su peculiar régimen jurídico, las federaciones deportivas españolas.
El régimen jurídico del deporte se concretará por tanto en la existencia de ámbitos estrictamente privados, que se regirán por las normas de derecho privado, y otros ámbitos, expresamente señalados en la ley, que entran en la esfera jurídico-pública, y a los que habrá que aplicar las normas de derecho administrativo.

En la actualidad, la Ley 10/1990, de 15 de octubre, del Deporte regula el marco jurídico en que debe desenvolverse la práctica deportiva en el ámbito del Estado, y el Real Decreto 1835/1991 de 20 de diciembre, sobre federaciones deportivas españolas y Registro de Asociaciones Deportivas, tiene como objeto el desarrollo reglamentario de aquellos aspectos que son necesarios para la determinación del modelo federativo.

MODALIDAD Y ESPECIALIDAD DEPORTIVA

Por modalidad deportiva entendemos el deporte reconocido por el Consejo Superior de Deportes, sin restar importancia a cualquier otra “actividad deportiva” que no esté reconocida como modalidad deportiva. Los interlocutores válidos en relación a dichas modalidades deportivas son las federaciones deportivas españolas, a su vez autorizadas por el Consejo Superior de Deportes, y que son 66 en la actualidad.
Asimismo, entendemos como especialidades deportivas, a las diferentes formas de practicar una modalidad deportiva.

En relación a la posibilidad de poder definir de una manera cerrada lo que es una modalidad deportiva, y cada modalidad deportiva reconocida en sí, la complejidad viene dada por múltiples factores, pero esencialmente se podrían apuntar dos. Por una parte, los estatutos y reglamentación de las federaciones no definen nunca la modalidad que representan, sólo la nombran, puesto que sus reglamentos técnicos establecen las reglas de juego, que limitan ese deporte y lo hacen diferente al resto. Por otra parte, hay que considerar que el deporte es movimiento, no se puede hacer una fotografía estática del mismo.

Entre la práctica del deporte como actividad física de ocio y tiempo libre, y el asociacionismo que, en última instancia, pudiera ser federativo, es este último, el objeto principal de las atribuciones que tiene encomendado el Consejo Superior de Deportes.

LAS FEDERACIONES DEPORTIVAS

Las federaciones deportivas españolas son entidades asociativas privadas, sin ánimo de lucro y con personalidad jurídica y patrimonio propio e independiente del de sus asociados, que además de sus propias atribuciones, ejercen por delegación funciones públicas de carácter administrativo, actuando en este caso, como agentes colaboradores de la Administración pública

Las federaciones deportivas españolas están integradas por federaciones deportivas de ámbito autonómico, clubes deportivos, deportistas, técnicos, jueces y árbitros, ligas profesionales si las hubiere y otros colectivos interesados que promueven, practican o contribuyen al desarrollo del deporte.

El ámbito de actuación de las federaciones deportivas españolas, en el desarrollo de las competencias que les son propias de defensa y promoción general del deporte federado de ámbito estatal, se extiende al conjunto del territorio nacional, y su organización territorial se ajustará a la del Estado en Comunidades Autónomas.

Las federaciones deportivas españolas se rigen por lo dispuesto en la Ley 10/1990, de 15 de octubre, del Deporte, por el Real Decreto 1835/1991, de 20 de diciembre, sobre federaciones deportivas españolas y Registro de Asociaciones Deportivas, y por sus estatutos y reglamentos que, respetando las normas anteriores, sean debidamente aprobados.

EL CONSEJO SUPERIOR DE DEPORTES

La actuación de la Administración del Estado en el ámbito del deporte, corresponde y será ejercida directamente por el Consejo Superior de Deportes, cuyas competencias esenciales se definen en el artículo 8 de la Ley 10/1990, de 15 de octubre, del Deporte.

Los órganos rectores del Consejo Superior de Deportes son el Presidente y la Comisión Directiva.

LA COMISIÓN DIRECTIVA

En la Comisión Directiva se encuentran representadas, la Administración General del Estado, las Comunidades Autónomas, las entidades locales, las federaciones deportivas españolas y personas de reconocido prestigio en el mundo del deporte.

Sus competencias abarcan cuatro grandes bloques:

  1. El reconocimiento de nuevas modalidades deportivas y la  autorización de la inscripción  de las asociaciones deportivas que señala la Ley del Deporte, y el RD 1835/1991 que lo desarrolla (ya sean federaciones deportivas españolas, ligas profesionales, sociedades anónimas deportivas, agrupaciones de clubes, entes de promoción deportiva, asociaciones deportivas internacionales, o asociaciones que participan en la organización de competiciones deportivas de ámbito estatal).
  2. La aprobación definitiva de los estatutos y reglamentos de las asociaciones deportivas citadas, cuya revisión e inscripción corresponde al Registro de Asociaciones Deportivas, regulado en el capítulo XI del Real Decreto 1.835/1991, de 20 de diciembre.
  3. La designación de los miembros del Comité Español de Disciplina Deportiva, y de otros órganos colegiados.
  4. La realización de los estudios, dictámenes e informes que le encomiende el Presidente del Consejo Superior de Deportes.

La Comisión Directiva se reunirá, previa convocatoria de la misma, una vez al trimestre como mínimo. En la actualidad, es su Secretario el Subdirector General de Régimen Jurídico del Deporte.

La Subdirección General de Régimen Jurídico del Deporte tiene encomendada la tramitación de todos los asuntos que se llevarán en el Orden del Día de cada una de las reuniones de la Comisión Directiva. Sus acuerdos se tomarán por mayoría de los asistentes.

REGISTRO DE ASOCIACIONES DEPORTIVAS

El Registro de Asociaciones Deportivas ejecuta los Acuerdos tomados por la Comisión Directiva referidos al reconocimiento, e inscripción en sus diferentes Secciones y Libros, de las entidades deportivas. Asimismo, inscribe los estatutos y reglamentos aprobados, y elabora la resolución de publicación de los estatutos de las federaciones deportivas españolas para su ulterior publicación en el BOE.