Conclusiones obtenidas

Uno de los principales retos a los que se ha enfrentado España ha sido lograr un acuerdo sobre política en materia de deporte entre las 17 comunidades y dos ciudades autónomas. Se ha logrado un diálogo permanente, aunque el proceso ha sido difícil.

Otro aspecto esencial ha sido la mejora de las actividades deportivas en los colegios. Se espera que la publicación del Libro blanco del deporte escolar ayude en este sentido a llevar a la práctica algunas de las recomendaciones básicas efectuadas a los colegios sobre cómo integrar satisfactoriamente las actividades deportivas.

En su camino hacia la consecución de los objetivos que tiene fijados en cuanto al Deporte para el desarrollo y la paz, el Gobierno de España considera que existen numerosas ocasiones para utilizar a las asociaciones deportivas y a sus voluntarios con el fin de implantar una gran variedad de programas de deporte para todos.

España, a través del Consejo Superior de Deportes, colabora con diversas organizaciones y entidades deportivas:

En primer lugar, con la reactivación de la Fundación Deporte Joven, cuyo objetivo principal consiste en respaldar todas las iniciativas deportivas para el desarrollo y la paz.

En segundo lugar, se conceden subvenciones anuales para las Entidades de Promoción Deportiva (asociaciones no lucrativas creadas al amparo de la Ley española del Deporte de 1990), cuya finalidad es desarrollar programas de deporte para todos que reciban apoyo económico y fomenten el trabajo voluntario, las actividades lúdicas y recreativas, el deporte en barrios y colegios, así como cursos de formación.

Entre las entidades subvencionadas se encuentran:

  • José Maria Cagigal, organismo de promoción del deporte con sede en La Coruña.
  • Eusebio Millán, organismo de promoción del deporte con sede en Madrid.

Ambas entidades cuentan con implantación en más de doce comunidades autónomas, y por tanto actúan en toda España.